Lujuria En El Matrimonio

La lujuria hace que el sexo sea imposible sin lujuria. La lujuria destruye la capacidad de amar; mata el amor. La lujuria destruye la capacidad de recibir amor; me mata (SA 43).

Mi esposa y yo compartimos una relación de 25 años que parecía genial excepto por el sexo. Nunca estuve satisfecho, incluso cuando ella accedió a probar actividades que yo había visto pornografía. A menudo estaba enojado con ella.

Cuando leí el mensaje de SA sobre la lujuria, vi que la culpa era mía, no de ella. Como parte de mi recuperación, acordamos abstenernos de tener relaciones sexuales durante 90 días. Al final de ese tiempo, acordamos extender nuestra abstinencia y extenderla nuevamente hasta que se convirtiera en un año. Qué gran alivio saber que el sexo era opcional-no un juego de poder y control, sino una expresión de compromiso amoroso. Abstenerme me permitió «secarme» y ver cómo la lujuria me estaba controlando.

Al dejar de practicar la lujuria en mi matrimonio, sé que el sexo es posible sin lujuria y que el amor es posible sin lujuria. La lujuria ya no me mata.

Poder Superior, gracias por el don de amor y por mostrarme a través de la práctica del Programa SA cómo dejar la lujuria fuera de mi vida.